Mi gato no puede orinar, ¿qué hago?

Abr 11, 2023 | urgencias veterinarias | 0 Comentarios

¿Te estás preguntando por qué mi gato no puede orinar? Sabemos que puede resultar muy confuso. En este artículo te ayudaremos a detectar si tu gato puede estar experimentando algún problema grave de salud y cómo debes reaccionar.

Urgencia veterinaria en Valencia: Mi gato con problemas urinarios

¿Cuánto tiempo puede estar un gato sin hacer pis?

Un gato adulto que no puede orinar puede estar experimentando un problema de salud grave. Si tu gato no puede orinar durante más de 24 horas, es fundamental buscar atención veterinaria urgente.

También ten en cuenta la edad del animal. Los gatos bebés, menores de 3-4 semanas, requieren la ayuda de su madre o un cuidador humano para orinar y defecar. Si un gato bebé no logra eliminar después de varias tomas de leche y el masaje adecuado, es necesario consultar al veterinario cuanto antes.

¿Qué pasa si un gato no hace pis?

Cuando un gato no puede orinar, esto puede indicar la presencia de enfermedades. Entre los problemas urinarios comunes se encuentran las infecciones de orina, la insuficiencia renal, los cálculos renales y las obstrucciones.

Además, el estrés y otras circunstancias psicológicas pueden afectar la eliminación en los gatos. Es esencial que estés atento a los síntomas y llevar al gato a un especialista en veterinaria si se sospecha de algún problema.

Los síntomas a tener en cuenta incluyen:

  • Dificultad para orinar.
  • Dolor al intentar orinar.
  • Maullidos durante el intento de hacer pis.
  • Lamido frecuente de la zona genital.
  • Visitas frecuentes al arenero.
  • Escasa o nula producción de orina.
  • Presencia de sangre en la orina.
  • Decaimiento.
  • Pérdida del apetito.
  • Vómitos y diarrea.

Si detectas que tu gato presenta alguno de estos síntomas, es crucial que lo lleves al veterinario de inmediato.

Soluciones para urgencias veterinarias: Cuidando a mi gato con dificultades urinarias

¿Qué hacer si mi gato no puede orinar?

Si tu gato presenta dificultad para orinar, es fundamental no intentar remedios caseros o primeros auxilios. Lo más importante es llevar al animal a un especialista veterinario para que evalúe el problema y brinde el tratamiento adecuado.

Recuerda que las causas de los problemas urinarios en gatos pueden ser muchas: infecciones bacterianas, hongos, parásitos, virus, cálculos urinarios o urolitiasis, e incluso enfermedades más graves como diabetes o enfermedad renal. Un veterinario podrá determinar la causa exacta y darte el tratamiento correcto para que tu gato recupere su salud.

Gatos con problemas urinarios: Urgencias y cuidados veterinarios en Valencia

Evita este problema en un futuro

La frecuencia de los problemas urinarios a veces puede reducirse con un poco de prevención. Aquí van algunas de las recomendaciones más habituales que suelen dar los veterinarios ante gatos que tienden a tener este tipo de problema:

  • Estimular la ingesta de agua: Asegúrate de que tu gato tenga acceso constante a agua limpia y fresca. Un mayor consumo de agua fomenta la micción frecuente y ayuda a prevenir la formación de cálculos y cristales urinarios.
  • Mantener limpia la caja de arena: Los gatos son animales muy limpios y pueden evitar utilizar un arenero sucio. Asegúrate de que siempre tengan acceso a una bandeja sanitaria limpia para animarlos a orinar regularmente.
  • Distribuir las comidas: Dividir las comidas en varias raciones diarias ayuda a mantener un pH urinario estable a lo largo del día, lo que puede disminuir la probabilidad de problemas urinarios.
  • Controlar el peso: Los gatos con sobrepeso pueden tener dificultades para moverse y llegar a la bandeja sanitaria. El control del peso de tu gato es esencial para reducir el riesgo de cristaluria y formación de cálculos.
  • Reducir el estrés: El estrés puede predisponer a los gatos a problemas urinarios, como la cistitis idiopática. Proporciona un ambiente tranquilo y evita cambios drásticos en su rutina, como la introducción o partida de otras mascotas en el hogar.
  • Darle una alimentación saludable: La base para prevenir problemas urinarios en gatos es proporcionarles una dieta equilibrada y de calidad. Una buena alimentación ayuda a mantener su sistema urinario en buen estado y previene la reaparición de problemas.

Ahora ya sabes todo lo que hay que saber la próxima vez que te encuentres con que tu gato no puede orinar. Sea como sea, recuerda que este es solo un síntoma de una posible urgencia veterinaria, y debes visitar la consulta cuanto antes.